DÍA 3

30 de junio de 2016 § Deja un comentario

Día 25 de junio.

De Lisboa a Penafiel.

La mañana se ha despertado con bruma y tras una ducha en el camping nos hemos organizado para comprar algunas cosas que unos hacían falta y nuevamente tenemos la suerte de encontrar gente maravillosa. Hoy es un gran día, estamos buscando un centro comercial y por equivocación entramos en una zona de carga y descarga. Un guardia de seguridad nos aborda preguntándonos si tenemos autorización para estar ahí y muy amablemente, nos dice que va a buscar su moto para llevarnos al sitio correcto. Una vez allí, aprovechamos para desayunar un delicioso café con leche acompañado con uno de los dulces más típicos de Lisboa, los pasteles de Belem.

Vamos a buscar un USB y en nuestra búsqueda nos encontramos con Cleirlho, quien deja su puesto de trabajo para acompañarnos a buscar el cable que necesitamos.

Ya con todo en orden, nos dirigimos a Minha Terra nuevamente, en donde nos recibe Esmeralda, quien nos facilita la clave de acceso a internet y tras una pausa para comer algo, vamos al restaurante Vela Latina, junto a la Torre de Belem, damos un pequeño paseo y tomamos unas fotos  Aprovechamos el tiempo con la máxima tensión posible porque hemos quedado con Jorge Coelho, en la Quinta do Gatao, pasando Porto, en Rececinho Sao Martino, en Penafiel, en las proximidades de Alto Duero.

El trayecto desde Lisboa a Penafiel nos conduce por tierra de viñedos, de pinos, de eucaliptos…dejamos a un lado el Castelo de Oúrem, Fátima, Pombal, Coimbra,  Tongobriga. Jorge, el propietario de Quinta de Gatao nos viene a buscar al peaje a la salida de Rececinho y nos acompaña, pues el acceso a la Quinta de Gatao está oculto entre campos, viñedos y flores para nuestra sorpresa nos recibe con un caliz de Porto, una edición especial delicadamente embotellado pero sin etiqueta, de una edición especial que además es una reserva especial.

Nada más llegar a la Quinta de Gatao y antes entrar en una preciosa casa de piedra y madera, saludados por Chica, la perrita que ha adoptado una de las huéspedes de la Quinta de Gatao, Jorge nos manifiesta su gratitud con Toprural. Comenta que el número de huéspedes se ha incrementado desde su alianza con estos amantes del turismo rural.

Entramos en la frescura de la casa y nos sentimos envueltos por una gran emoción. Jorge nos presenta a su madre y a su hermano. Nos cuenta que su madre tiene noventa y tres años, que cuando murió su padre que fue militar de caballería, él se planteó la idea de recuperar la casa y desarrollar el turismo en la zona. Entonces nos pregunta si hemos cenado a lo que respondemos que todavía no.

Acabamos de degustar este delicioso néctar de la zona para dirijimos a un restaurante en donde prima el buen jantar. Tenemos el gusto de compartir una deliciosa cena en donde el bacalao a la brasa es el plato fuerte aligerado por la frescura de una ensalada con verduras de la zona , todo regado con vinho verde. Jorge nos cuenta que se llama vinho verde porque desde las alturas se tejían mantos de verde como telarañas bellamente tejidas.

Nos habla de sus dificultades con los políticos corruptos de la zona, que han convertido unas tierras de invaluable riqueza natural en una pieza de cambio que se reparte entre unos pocos.

Tras hablar de lo divino y lo humano, Jorge nos cuenta de su labor como profesor de niños especiales y de su pasión por los caballos que reconoce llevar genéticamente en su sangre. Con sesenta y tres años, este pasado fin de semana ha quedado el tercero en un concurso hípico celebrado en Oporto y por si esto no fuera poco, su amor por los caballos y por la educación le han llevado a  la idea de fusionar su proyecto rural con su experiencia docente desarrolando la hipoterapia en La Quinta do Gatao.

Volvemos satisfechos y más que felices  cuando entramos a la casa que nos tiene preparada, grata  sorpresa que nos hace sentir como si entraramos en un espacio sin tiempo, en donde el reloj se detuvo hace mucho en el silencio de la piedra y la madera.

La entrada nos recibe con una cocina en piedra como las que se usaban cuando la leña cocinaba a fuego lento los guisos que sabían a gloria y que en invierno invita escuchar el crepitar de la madera junto a su chimenea.

Se trata de una construcción de dos plantas, con una habitación principal decorada con sobriedad tradicional y donde se respira limpieza y baño perfectamente acondicionado.

En la planta superior, otra habitación con una antigua estufa de hierro que sirve para calentar en invierno la estancia superior y dos camas individuales

Lo más curioso del diseño, radica en que la entrada principal a la primera planta frontal tiene una salida desde la segunda planta y da acceso a un jardín en la parte trasera de la casa, en el que se siente la frescura de la hierba y las parras forman un techo natural y bello.

Chica nos ha acompañado desde que llegamos como una vieja amiga. Nos sentimos como en una domus latina cuando sentimos los ladridos de buenas noches antes de entrar en un las profundidades de un sueño sin tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo DÍA 3 en LA VUELTA A EUROPA EN 80 DÍAS.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: