DÍA 2

1 de julio de 2016 § Deja un comentario

Día 24 de junio.

De Cercal do Alentejo a Lisboa

Una vez asumido el hecho de estar a casi 200 km de Lisboa, en donde tenemos comprometido un encuentro con Luis Chaves, coordinador de Minha Terra, la red portuguesa de desarrollo rural, entrevistamos a Mónica y a Alfredo en un escenario natural de inigualable belleza, entre árboles frutales y caballos cuidados con el mimo que impregna todo aquí, de hecho, Mimo es la yegua mimada de Mónica. Todos los caballos en Heredado do Matinho reciben masajes de fisioterapia y atención especial… “cuido a mis caballos como cuido todo, señala Mónica”.

Entrevistamos a Alfredo, artista enamorado del color en sus lienzos, mientras riega sus plantas que nos cuenta, ha sembrado hace 20 años…

Conocemos a Paula entre fogones y nos cuenta que sus artes culinarias impregnadas de un profundo amor, se extienden a los masajes, la sanación de cuerpo y de las emociones…

Paula nos despide con un abrazo inmenso y unos sándwiches para el hambre del camino que recibimos como quien recibe un tesoro.

Llenos de alegría y nostalgia que es más bien saudade, nos dirigimos hacia Lisboa para ver caer la tarde en compañía de Luis Chaves para entender mejor los proyectos que están desarrollando y con la información clave para un maravilloso camino luso que nos invita a volver con la idea de ampliar nuestra investigación sobre las Casas Brancas, creadores de la Rota Vicentina, un recorrido mágico que conecta Alentejo con Sagres…

Algunos días son más difíciles de llevar. Nadie dijo que la vida es fácil.

Comentamos a Luis que nuestras ganas de abarcar todos los proyectos de la red rural portuguesa, nos hacen poner los pies en la tierra. En el día anterior teníamos un compromiso con Isabel en las proximidades de Elvas para luego desplazarnos a Cadaval con Jose Cotinho, en la zona noroeste, pero el tiempo no se detiene, y finalmente decidimos concertar la visita de la zona del norte del Duero (Norte Douro)en donde Maria Pires nos espera pasado mañana.

Nuevamente nuestra furgoneta se convierte en residencia y la noche pasa bajo un manto oscuro que afortunadamente un nuevo día aclara…

Anuncios

DÍA 3

30 de junio de 2016 § Deja un comentario

Día 25 de junio.

De Lisboa a Penafiel.

La mañana se ha despertado con bruma y tras una ducha en el camping nos hemos organizado para comprar algunas cosas que unos hacían falta y nuevamente tenemos la suerte de encontrar gente maravillosa. Hoy es un gran día, estamos buscando un centro comercial y por equivocación entramos en una zona de carga y descarga. Un guardia de seguridad nos aborda preguntándonos si tenemos autorización para estar ahí y muy amablemente, nos dice que va a buscar su moto para llevarnos al sitio correcto. Una vez allí, aprovechamos para desayunar un delicioso café con leche acompañado con uno de los dulces más típicos de Lisboa, los pasteles de Belem.

Vamos a buscar un USB y en nuestra búsqueda nos encontramos con Cleirlho, quien deja su puesto de trabajo para acompañarnos a buscar el cable que necesitamos.

Ya con todo en orden, nos dirigimos a Minha Terra nuevamente, en donde nos recibe Esmeralda, quien nos facilita la clave de acceso a internet y tras una pausa para comer algo, vamos al restaurante Vela Latina, junto a la Torre de Belem, damos un pequeño paseo y tomamos unas fotos  Aprovechamos el tiempo con la máxima tensión posible porque hemos quedado con Jorge Coelho, en la Quinta do Gatao, pasando Porto, en Rececinho Sao Martino, en Penafiel, en las proximidades de Alto Duero.

El trayecto desde Lisboa a Penafiel nos conduce por tierra de viñedos, de pinos, de eucaliptos…dejamos a un lado el Castelo de Oúrem, Fátima, Pombal, Coimbra,  Tongobriga. Jorge, el propietario de Quinta de Gatao nos viene a buscar al peaje a la salida de Rececinho y nos acompaña, pues el acceso a la Quinta de Gatao está oculto entre campos, viñedos y flores para nuestra sorpresa nos recibe con un caliz de Porto, una edición especial delicadamente embotellado pero sin etiqueta, de una edición especial que además es una reserva especial.

Nada más llegar a la Quinta de Gatao y antes entrar en una preciosa casa de piedra y madera, saludados por Chica, la perrita que ha adoptado una de las huéspedes de la Quinta de Gatao, Jorge nos manifiesta su gratitud con Toprural. Comenta que el número de huéspedes se ha incrementado desde su alianza con estos amantes del turismo rural.

Entramos en la frescura de la casa y nos sentimos envueltos por una gran emoción. Jorge nos presenta a su madre y a su hermano. Nos cuenta que su madre tiene noventa y tres años, que cuando murió su padre que fue militar de caballería, él se planteó la idea de recuperar la casa y desarrollar el turismo en la zona. Entonces nos pregunta si hemos cenado a lo que respondemos que todavía no.

Acabamos de degustar este delicioso néctar de la zona para dirijimos a un restaurante en donde prima el buen jantar. Tenemos el gusto de compartir una deliciosa cena en donde el bacalao a la brasa es el plato fuerte aligerado por la frescura de una ensalada con verduras de la zona , todo regado con vinho verde. Jorge nos cuenta que se llama vinho verde porque desde las alturas se tejían mantos de verde como telarañas bellamente tejidas.

Nos habla de sus dificultades con los políticos corruptos de la zona, que han convertido unas tierras de invaluable riqueza natural en una pieza de cambio que se reparte entre unos pocos.

Tras hablar de lo divino y lo humano, Jorge nos cuenta de su labor como profesor de niños especiales y de su pasión por los caballos que reconoce llevar genéticamente en su sangre. Con sesenta y tres años, este pasado fin de semana ha quedado el tercero en un concurso hípico celebrado en Oporto y por si esto no fuera poco, su amor por los caballos y por la educación le han llevado a  la idea de fusionar su proyecto rural con su experiencia docente desarrolando la hipoterapia en La Quinta do Gatao.

Volvemos satisfechos y más que felices  cuando entramos a la casa que nos tiene preparada, grata  sorpresa que nos hace sentir como si entraramos en un espacio sin tiempo, en donde el reloj se detuvo hace mucho en el silencio de la piedra y la madera.

La entrada nos recibe con una cocina en piedra como las que se usaban cuando la leña cocinaba a fuego lento los guisos que sabían a gloria y que en invierno invita escuchar el crepitar de la madera junto a su chimenea.

Se trata de una construcción de dos plantas, con una habitación principal decorada con sobriedad tradicional y donde se respira limpieza y baño perfectamente acondicionado.

En la planta superior, otra habitación con una antigua estufa de hierro que sirve para calentar en invierno la estancia superior y dos camas individuales

Lo más curioso del diseño, radica en que la entrada principal a la primera planta frontal tiene una salida desde la segunda planta y da acceso a un jardín en la parte trasera de la casa, en el que se siente la frescura de la hierba y las parras forman un techo natural y bello.

Chica nos ha acompañado desde que llegamos como una vieja amiga. Nos sentimos como en una domus latina cuando sentimos los ladridos de buenas noches antes de entrar en un las profundidades de un sueño sin tiempo.

Quinta do gatao (PORTUGAL)

29 de junio de 2016 § 1 comentario

DÍA 4

28 de junio de 2016 § Deja un comentario

Dia 26 de Junio  

Experiencia Sabrosa

Hemos estado trabajando en la investigación de campo con Jorge que nos enseña la historia de la región de primera mano. Nos cuenta de los monjes hospitalarios que alguna vez hace mucho tiempo habitaron esta zona. De la Cruz de Malta. De lo divino y lo no tanto. En fin, es un recorrido por sitios llenos de vida que guarda la herencia que incluso vino de Brasil. Se comprende cómo el mundo es cada vez más pequeño siendo tan grande.

Salimos después de comer, hacia las tres de la tarde y nos dirigimos hacia Sabrosa, en donde nos espera Manuela Pires del grupo de desarrollo del Alto Douro. Hemos llegado a media tarde y en un día que por derecho corresponde a su tiempo de descanso, nos dedica con afectuoso encanto las horas que anteceden a la noche, acompañados también por su compañero de oficina, simpático y jovial António José Rodrigues. Que nos conducen a través de serpentinas montañas llenas de cultivos de uvas, al proyecto Avessada, propiedad de Luis Barros.

Ahora tenemos la oportunidad de conocer una adega con solera. Desde su nombre y logo  que mezclan la idea un ave de cetrería con la lazada, comprendemos que busca evitar el uso de pesticidas empleando animales que realizan la limpieza de los insectos que puedan perjudicar sus cultivos.

Mientras degustamos un Oporto de sus tierras, vemos que aprovecha el diseño que ha realizado en la finca, para que los turistas puedan disfrutar de una exquisita comida mientras conocen el sitio de elaboración, propio en esta región.

Visto lo visto y con una sensación de haber descubierto sus secretos de preparación más interesantes, sobre todo por la fusión de lo didáctico y lo lúdico, nos enseña la joya de su colección que es una barrica que guarda hace más de cien años un caldo que ha sido avaluado en 1000 euros medio litro, y de de donde cada año sacan 4 botellas 2 que destina a fines sociales y otras 2 para su deleite personal.

Supimos que el uso de terrazas para el cultivo se debe a la influencia inglesa en la zona, ya que por problemas de comunicación cuando al ingeniero inglés le preguntaban como construir el por su ingorancia del idioma decía yes y en portugués se entendía S, por lo que las carreteras son una infinita “S”.

Ya caída la noche nos invita Manuela a conocer otro proyecto junto al río. Se trata de LBV79, en la población de Pinhão, un restaurante creado gracias al apoyo del  Grupo de Desarrollo del Alto Douro, un proyecto LEADER fruto de la creación de un joven emprendedor, Luis Filipe Campos  quien  con gracia y valentía ha sabido fusionar  un concepto innovador y tradicional con una cocina basada en el saber hacer basado en la tradición en una atmósfera cosmopolita única.

Los entrantes frescos con verduras de temporada, los platos principales con el bacalao como protagonista, en una de las mil variedades que lo hacen único, el vino, un blanco Castelo D´Alba, Reserva Douro 2010 y para poner la nota dulce, una panacotta con mermelada de frutos rojos, eso sí, elaborada con amor de madre, pues la maestra en los fogones es la Señora Campos, madre de Luis Filipe.

La cena fue muy especial y la conversación que la siguió nos hizo sentir entre amigos, con la sensación de sentirnos cono en casa. Nos llevamos un recuerdo muy especial  de este lugar, de sus paisajes, de sus sabores y de sus gentes y ya sentimos la saudade dentro junto a una ganas irresistibles de volver o de quedarnos, quién sabe….

Ahora aprovechamos para agradecer la atención especial de Manuela y Antonio, su compañía y todo lo que nos enseñaron en el Alto Douro, una muestra de seres humanos íntegros que nos permiten partir con la mejor imagen de un gran país.

Paisaje de viñedos en terrazas en el Alto Douro portugués.

25 de junio de 2016 § Deja un comentario

Paisaje de viñedos en terrazas en el Alto Douro portugués.

DÍA 5

23 de junio de 2016 § Deja un comentario

DIA 27 de junio

SERES MÁGICOS EN EL SENDERO DEL AGUA

Hoy nos trasladamos desde Vilareal, en las proximidades del Alto Douro hacia San Vicente del Monte, Cantabria.

Hace mucho calor. Ha sido un largo día conduciendo por carreteras montañosas que han puesto a prueba la resistencia del vehículo y de nuestro cuerpo. Hemos disfrutado del paisaje espléndido, agreste en ocasiones y árido en otras, recorriendo entre otras localidades Puebla  de Sanabria, Saagún… y nuevamente el verdor nos refresca nada más pisar territorio Cántabro.

Han sido casi 700 kilómetros atravesando la Península Ibérica.

Allí nos reciben unos seres mágicos llenos de un optimismo que contagia, María Jesús y Juan, quienes comprenden nuestra travesía y el cansancio de un viaje que va desde el Atlántico al Mar Cantábrico y nos dan una cálida recepción, con la sorpresa de una deliciosa tarta de queso con arándanos  en un acogedor ambiente natural. La bienvenida no podía ser más dulce.

El Sendero del Agua es una casa rural al más puro estilo montañés que cuenta con tres cabañas de dos plantas cuidadosamente equipadas con todo lo necesario para desconectar y sentirse como en casa. Sus nombres conjugan los cuatro elementos: el viento, la tierra, el fuego y el agua.

El conjunto está rodeado por siete hectáreas de bosque y una hectárea y media de río con más de veinte tipos diferentes de arbustos. Recorrerlo es trasladarse a un bosque encantado con seres de la mitología cántabra.

Un campo de arándanos y de manzanos de cultivo ecológico hacen las delicias de los amantes de las mermeladas caseras, que María Jesús prepara a la manera tradicional y que nos deja un excelente sabor de boca que no olvidaremos y esperamos repetir. No podemos con el cuerpo. Es hora de descansar y mañana hablamos. Entramos en un rincón del mundo, apartado de todos los ruidos de la ciudad y dormimos arrullados por cantos anfibios que llegan del río.

DÍA 6

22 de junio de 2016 § Deja un comentario

28 de junio

Descubriendo el Sendero del Agua

La mañana se ha despertado nublada, así que el paisaje se ha vestido con su traje más cántabro para darnos los buenos días y para comenzar, nada mejor que el desayuno casero que nos ofrece María Jesús en donde no faltan las mermeladas  de arándanos y naranja con zanahoria y los panes hechos a mano. « Leer el resto de esta entrada »